Bridges

Past

Bridges

The art of architecture, the architecture of art

November 3 · 2017 / January 19 · 2018

Un pintor puede concebir cuadradas las ruedas de un cañón para expresar la futilidad de la guerra. Un escultor puede también modelarlas cuadradas. Pero un arquitecto debe hacerlas redondas. Aunque la pintura y la escultura juegan un hermoso papel en el reino de la arquitectura, así como la arquitectura lo juega en los reinos de la pintura y la escultura, todas ellas se rigen por disciplinas distintas.

Forma​ ​y​ ​diseño,​ ​Louis​ ​I.​ ​Kahn,​ ​1960

Exhibition Details:

Bridges
The art of architecture, the architecture of art

Nov 3, 2017 – Jan 19, 2018

Participants:

Ander Ushijima

Joxan Iza

Raul Urrutikoetxea

Press:

Press Release

Text:

Joseba Barragués

Connect:

@artekogallery

El arquitecto Enric Miralles presentó de una manera curiosa su propuesta para el concurso del nuevo parlamento de Escocia: colocó, donde debía situarse la propuesta, varias hojas verdes y un puñado de ramas. Era una sugestión, una abstracción de su aproximación a la propuesta. Obedecía a un impulso, reacción intuitiva del arquitecto, gesto que resume unas intenciones.

«Puentes: el Arte de la Arquitectura, la Arquitectura del Arte», es una aproximación al proceso creativo. Entiéndase por ello un acto genuinamente humano para resolver problemas, además de dotar de sentido a nuestras creaciones, a través de variadas herramientas de pensamiento y de expresión. Se trata, por tanto, de un acto, el de la creatividad, aplicable a cualquier actividad (sea cual sea el oficio de usted, visitante), pues implica siempre la misma facultad, la del juego libre, desinhibido y desprejuiciado de dejarnos sorprender por nuestros hallazgos hechos en él, en un espacio y tiempo acotados, en un lugar del que nos dotamos para soñar.

En particular, en esta exposición encontraremos algunas de las herramientas que tomamos prestadas del Arte para este juego de resolver problemas y construir sentidos. Podríamos hablar de la Medicina del Arte (en los dibujos de las redes neuronales hechos por Santiago Ramón y Cajal) o del Teatro del Arte (recordando la escenografía de Schinkel para la llegada de la Reina de la Noche, en la Flauta Mágica).

Nos centraremos, sin embargo, en la Arquitectura del Arte, que viene a querer decir cómo el Arte ayuda a pensar la Arquitectura. Hablamos, pues, de un puente que es sugerencia, provocación, que es emociones, que es conceptos. Todo ello madurado en un proceso iterativo, obsesivo (y habitualmente tortuoso) que deviene Arquitectura. Implica, además, reconocer que el ejercicio de la Arquitectura es un acto necesariamente personal en el que se vuelcan unas inquietudes que dan forma al proyecto.

Esta exposición reúne la caja de herramientas del arquitecto Ander Ushijima. El contenido de esta es ya una pequeña confesión que nos hace al oído: encontraremos collages que capturan el tiempo a la manera de los cubistas, dibujos intuitivos en los que el lápiz vuela ansioso por descubrir, maquetas que son instantáneas congeladas del proceso, o axonometrías que exhiben la anatomía desnuda del proyecto.

Un gran edificio debe comenzar con lo inconmensurable; luego someterse a medios mensurables cuando se halla en la etapa de diseño,​ ​y​ ​al​ ​final​ ​debe​ ​ser​ ​nuevamente​ ​inconmensurable.

Forma​ ​y​ ​diseño,​ ​Louis​ ​I.​ ​Kahn,​ ​1960

Esta paleta cromática personal orbita en torno a unos temas recurrentes en su mirada a la realidad, que convergen en la inquietud por la construcción del paisaje urbano, las ciudades, sus dimensiones, tramas, escalas. Es una reflexión acerca de la complejidad del modo de vida contemporáneo y sus contradicciones. Aparecen los movimientos de las masas, los flujos de transporte, las estructuras del espacio, o los olores.

Su mirada personal codifica también el territorio (a la manera de los coremas de Roger Brunet) y lo interpreta con un alfabeto propio que le permite asimilarlo y trabajarlo.

Sirva esta exposición para aproximarse a la matriz de la Arquitectura, a cuyo calor se gestan los proyectos que nos emocionan, pues solo a través de la Arquitectura del Arte alcanzan a tocar el fascinante Arte de la Arquitectura.