DIEGO VASALLO

San Sebastián, 7 de mayo de 2020

Interview

¿Cómo estás viviendo el confinamiento, ha influido esta circunstancia en tu proceso creativo?

Está siendo una situación nueva. Yo siempre he estado mucho en casa, pero saber que no puedes salir parece que cambia toda tu percepción. Además de la tensión por las malas noticias que nos han estado llegando. Aprovecho para escuchar mucha música, leer, aunque antes leía lo mismo, ver algunas películas y estar un poco pendiente de las redes sociales.

Empecé a escribir algo, pero no he conseguido continuar, no me resulta estimulante el encierro, yo casi siempre escribo mis canciones y poemas caminando por la calle y la falta de movimiento parece que me ha bloqueado. Sin embargo, he seguido pintando con cierta regularidad y ahora estoy enfrascado con una serie de cuadros con los que me siento motivado.

¿Cómo crees que afectará esta situación actual al ámbito cultural?

Esto va a ser un desastre. Ya lo está siendo. A nivel musical a mí me ha paralizado con un disco recién publicado. Conciertos suspendidos que ya veremos que pasa con ellos. Galerías y librerías cerradas, con una inmensa incertidumbre por el futuro. Me imagino que algunos se quedarán por el camino.

El problema es que además del parón de estos meses no sabemos a qué futuro nos enfrentamos. Si las limitaciones de aforo se prolongan mucho en el tiempo, para algunos, especialmente salas de conciertos, librerías, galerías, cines, va a ser difícil sobrevivir.

La cultura, que ya vive desde siempre en una situación precaria tiene por delante un tiempo muy negro. Veremos cómo se sale de esta.

¿Transmitirías algún mensaje al mundo del arte?

El mundo del arte debería unirse mucho más y reivindicar sus derechos. La situación de los artistas en general en este país es desoladora. La inmensa mayoría trabaja en una precariedad permanente, sin asistencia de ningún tipo, ni regulaciones laborales, simplemente el artista no existe como trabajador. Muy pocos consiguen vivir de su creación. Y con esta situación esto se va a agravar. Creo que es hora de exigir cambios. Tener algún tipo de representación que pelee por los derechos de los artistas sería un paso importante.