MARIJOSE RECALDE

Eraul, 16 de abril de 2020

Interview

¿Cómo estás viviendo el confinamiento, ha influido esta circunstancia en tu proceso creativo?

Tengo la suerte de tener una casa grande y el taller dentro de ella por lo que estoy pudiendo trabajar.

El hecho de no poder salir ha interrumpido muchas de las actividades que me tocaban por estas fechas, entre ellas una exposición en Ciboure. Este es tiempo extra para dedicarle al trabajo artístico, para concentrarme y crear un ritmo, aunque a la vez, me venía bien salir para desconectar y descansar ya que mi actividad escultórica es muy exigente físicamente.

La escultura que he empezado una vez recluida no tiene temáticamente que ver con la situación que estamos viviendo, sin embargo, está relacionada. Habla de la denuncia y sensibilidad medioambiental, inspirada en los incendios que asolaron Australia, y que creo que esta situación creada por el coronavirus nos podía servir para reflexionar sobre el efecto tremendamente negativo que nuestra forma de vida tiene sobre el medioambiente, sobre el planeta y sobre los seres vivos, que no somos solamente los humanos.

Así como ahora estoy hablando de este tema que me afectó hace unos meses, puede que dentro de un tiempo también aflore el que estamos viviendo en la actualidad, en realidad ya he pensado en hacer dos dibujos. El mismo paisaje, en uno los humanos merendando, disfrutando de la naturaleza, en el segundo los animales son los que la ocupan con libertad.

¿Cómo crees que afectará esta situación actual al ámbito cultural?

Probablemente serán tiempos difíciles, otra vez. La gente va a perder trabajos y por ello capacidad de adquisición. Ya pasó con la crisis anterior, así que se repetirá en esta.

Por otra parte, en estos días se está valorando la cultura, nos estamos dando cuenta de lo importante que es la música, el cine o la literatura para llenar nuestro tiempo, y desde los museos y organismos culturales se están ofreciendo contenidos de artes plásticas para que no se olviden de ellas, que, aunque no son tan dinámicas como las citadas, para el consumo en esta situación de cautividad, si lo son cuando podemos disfrutar de ellas en exposiciones.

Por lo tanto, espero que se valoren también y que la sociedad haga un esfuerzo por ayudar e integrar a los artistas en ella, que nos aplaudan igual que lo hacen con los otros gremios que son a todas luces valiosos.

¿Transmitirías algún mensaje al mundo del arte?

Creo que es un buen momento a nivel de creación para los artistas, por el aislamiento que permite la introspección y que la situación nueva y de cierta inquietud es un caldo de cultivo para la imaginación. Seguro que surgen obras interesantes en todos los campos.

Los artistas tenemos suerte de poder traducir la realidad que nos envuelve por fuera y por dentro en obras, acciones o pensamientos, así que es nuestro deber seguir trabajando, nos salva a nosotros y ayuda a los demás. Así que a seguir.

El futuro es y ya venía siendo incierto, el presente es nuestro lugar ideal.